Inicio

Decoración

Gastronomía

Historia

Eventos

Foros

Links

Utilidades

LECHAZO AL HORNO ESTILO CASTELLANO

 

El lechal, también llamado lechazo, es la cría de la oveja que se sacrifica a los 25-30 días de vida con un peso vivo de 10-12 kilogramos, que se traduce en un peso en canal de 5-6 kilos. Puede tener hasta un 9% de grasa debido a que al alimentarse exclusivamente de leche, acumula mucha grasa, nutriente abundante en la leche de oveja.

El ternasco es un lechal algo mayor, típico de Aragón, Cataluña y Levante. El cordero pascual, también llamado pastenco, nace en la época de Navidad, de ahí su nombre, y se destina al matadero hacia la edad de tres meses. A veces completan su lactancia con pastos, de ahí el nombre de pastencos
.


Ingredientes:  Medio cordero lechal con un peso de 2 kilos y medio , Manteca de cerdo o vaca, Una cabeza de ajos, El zumo de medio limón, Agua y sal

Preparación: Vamos a asar medio cordero lechal, de unos dos kilos y medio de peso, suficiente para cuatro personas. Tendremos por tanto, una pierna y un costillar y el rabo o el riñón. Se trata de saborear su deliciosa carne sin añadirle ningún ingrediente que esconda su sabor. Por eso, este plato es muy simple. Sólo necesita tiempo y mimo.

Encendemos el horno. Lo precalentamos a 160 grados. Lo ideal es meterlo en una gran fuente de barro ovalada que habremos untado con manteca. Manteca de cerdo o de vaca, lo que más a mano tengan. Untamos también ligeramente la carne. Lo salamos. Lo colocamos en la fuente y añadimos dos o tres vasos de agua. Lo metemos en el horno. Y debajo colocamos otra fuente repleta de agua en la que hemos puesto una cabeza de ajos aplastados con su piel.

El objeto de esto último es que el interior del horno tenga siempre humedad, para que no se seque el asado, sin tener que poner la carne en contacto directo con el agua. Tenemos que asarlo. No cocerlo. Los ajos aportarán un delicado aroma. Bueno, pues ya está. Esto no tiene más misterio. Con hora y media bastará. Pero ojo: a los 40 minutos, daremos la vuelta a la carne, añadiremos agua, si es necesario a la bandeja del cordero y lo dejaremos otros 40 minutos.

Pasados estos, sacamos la fuente, comprobamos si tenemos jugo. En caso contrario añadimos algo de agua, ponemos el jugo de medio limón –ojo, no sobre la carne– subimos el horno a 180 grados y lo dejamos cinco minutos, que se tueste por un lado. Lo volvemos a sacar, le damos la vuelta a la carne, y otros cinco minutos. Y se acabó.

No pongáis entrantes fuertes. Se trata de comer lechazo asado. Se acompaña con una fresca ensalada de berros, canónigos, escarola o simplemente lechuga, que sirve para ayudar a la digestión y refrescar la boca. No pongáis patatas. La carne de lechal es deliciosa y no necesita ningún acompañamiento.

Trucos recomendados para mejorar el asado:

- Si en la bandeja donde colocareis el lechazo con el agua, hacéis antes una especie de cama con palos de sarmiento o en su defecto palos de laurel, evitareis que la carne este en contacto con el agua y se os asara mejor ( no se cocerá) y adquirirá un aroma a leña tradicional.

- No se os ocurra añadir perejil al asado, se pone la carne verde y da un aspecto desagradable.

Importante: Los tiempos de elaboración en el horno, pueden variar según el tipo de horno. No es lo mismo un horno convencional, que un turbo... de todos modos, un truquillo para saber si el asado esta hecho, es pinchar el asado con un tenedor y si la pieza suelta fácilmente.. estará en su punto!!

Volver a Carnes

Volver a Recetas de Cocina

 

¡ Consigue un contador como este gratis !¡ Consigue un contador como este gratis !

 

 

INICIO QUIENES SOMOS FOROS LINKS CONTACTO Copyright ©2006 plancocina.com