Inicio

Decoración

Gastronomía

Historia

Eventos

Foros

Links

Utilidades

 

Conoce esos trucos y sabios consejos de la abuela que siempre nos vienen bien

 

  • Para evitar llorar pelando cebollas: una buena solución es ponerlas antes de pelarlas durante unos tres o cuatro minutos en agua hirviendo y, después, pasarlas por agua fría.
  • Quemaduras al cocinar: si al cocinar te quemas produciéndote quemaduras superficiales, una solución rápida es aplicar sobre la zona afectada una rodaja de patata cruda. Notarás de inmediato el alivio.
  • Evitar que se rompan las cáscaras de los huevos al hervirlos: para cocinar los huevos hervidos y evitar que se les rompa la cáscara, agrega un chorrito de vinagre al agua donde se van a hervir. Este consejo también sirve para hervir las patatas en daditos y evitar que se pasen de cocción y se queden demasiado blandas
  • Exceso de vinagre: si hacemos una ensalada y echamos demasiado vinagre, conviene hacer una bola de miga de pan y añadirla a la ensalada. La miga se encargara de absorber el exceso de vinagre.
  • Para eliminar los olores del microondas: rellenar un recipiente con zumo de limón, hervirlo un minuto y limpiar el microondas a continuación.
  • Arroz más sabroso: tendrás un arroz blanquísimo añadiendo unas gotas de limón en el agua en el que vas a hervirlo. También saldrá más suelto.
  • Aceite caliente: a la hora de freír es importante que el aceite esté bien caliente, pero sin humear, ya que si lo hace quiere decir que está quemado y hará lo mismo con lo que introduzcamos en él.
  • Sopa salada: si nos hemos pasado al la hora de echar sal en la sopa, se puede corregir poniendo el caldo a hervir con unas dos o tres rodajas de patata cruda. Éstas absorberán el exceso de sal.
  • Huevos frescos: la forma más eficaz de distinguir si los huevos son frescos es sumergirlos en un recipiente con agua salada. Si el huevo se hunde hasta el fondo es del día; si se mantiene a media altura es de hace dos o tres y, si flota, es que no está en condiciones de ser consumido.
  • Guisantes frescos: un terrón de azúcar proporciona mejor sabor en la cocción de guisantes frescos o de lata.
  • Bacalao sabroso: para que el bacalao quede sabroso no debe cocerse durante demasiado tiempo y hay que evitar que hierva para que no se endurezca.
  • Claras firmes: al batir claras, con el objetivo de que se pongan más firmes, conviene añadir un poco de sal o, en su defecto, tres gotas de limón.
  • Ajos en su sitio: hacer un corte en forma de cruz en la base de los ajos para que no salten al freírlos.
  • Desalar el bacalao: para desalar el bacalao es conveniente cortarlo en trozos, ponerlo en remojo en agua fría, con la piel hacia arriba, durante un período de entre 10 y 40 horas y cambiar el agua 3 ó 4 veces. Además, se debe sumergir en leche 3 horas antes de cocinarlo.
  • Mejorar la bechamel: realzar el sabor de la bechamel es posible añadiendo una yema de huevo batida y un poco de nuez moscada.
  • Cacao natural: es posible preparar cacao natural mediante la mezcla de 4 cucharadas de azúcar, 1 de chocolate en polvo y una yema de huevo batida.
  • Calamares: los calamares a la romana se deben cocinar añadiendo a la harina de rebozar un poco de levadura en polvo.
  • Caldo sin grasa: es posible eliminar la grasa del caldo, dejando que se enfríe y colocándolo en la nevera para, posteriormente, retirar fácilmente la grasa que habrá quedado solidificada. Es posible realizarlo, también, colocando servilletas de papel absorbente u hojas de lechuga que realizan la misma función.
  • Sardinas sin olor: dejar las sardinas media hora sumergidas en leche para que no desprendan un olor desagradable al freírlas o asarlas.
  • Carne en su punto: si no se quiere que la carne asada quede dura se recomienda poner en la salsa de cocción el corcho de una botella o 2 ó 3 cucharadas de vinagre.
  • Carne con color: para que la carne asada consiga un buen color, es necesario salarla siempre después de la cocción.
  • Reducir la sal en el guiso: añadir una cucharada de vinagre, un chorro de gaseosa y una patata cortada en rodajas y dejarlo cocer durante 15 minutos reduce el sabor salado de un guiso.
  • Cerdo sabroso: conseguir que el cerdo quede sabroso es posible frotando la carne con sal gorda y tomillo picado y envolviéndola en plástico de cocina. Posteriormente, hay que dejarla en la nevera durante la noche anterior y retirar la sal para cocinarla.
  • Pelar castañas: hervir las castañas durante 3 minutos en agua hace que sea mucho más fácil pelarlas después.
  • Abrir ostras fácilmente: para abrir las ostras con mayor facilidad se recomienda introducirlas en una bolsa de plástico y en el congelador durante media hora.
  • Cómo conseguir que paella no se pegue: frotar la base de la paellera con un diente de ajo antes de utilizarla para cocinar.
  • Montar nata rápidamente: se consigue añadiendo unas gotas de limón a la nata antes de batirla.
  • Descongelar el pescado: sumergirlo en agua fría con 3 ó 4 cucharadas de sal, durante 1 hora, con el fin de que el pescado conserve todo su sabor. También se puede descongelar sumergido en leche.
  • Secar perejil: introducirlo en el microondas antes de guardarlo en un recipiente herméticamente cerrado.
  • Asar pimientos sin olor: envolverlos en papel de aluminio. Así también evitarás que se quemen.
  • Rebozar pescado: para realizarlo de forma más fácil hay que colocar la harina en una bolsa de plástico, meter el pescado dentro y agitarla.
  • Pelar fácilmente los pimientos asados: untarlos con aceite antes de introducirlos al horno y envolverlos en papel de periódico, una vez asados, hasta que se enfríen.

 

Ver Recetas de cocina

 

¡ Consigue un contador como este gratis !¡ Consigue un contador como este gratis !

 

INICIO QUIENES SOMOS FOROS LINKS CONTACTO Copyright ©2006 plancocina.com